Buscar en Mi-Pediatra

Cargando...

viernes, 6 de abril de 2007

Ojos Desviados

Estrabismo Infantil

¿Qué es el Estrabismo?
Se llama así a la desviación de los ojos, donde cada uno apunta en distinta dirección.
La desviación puede ser para adentro (Esotropia), para afuera (Exotropia), hacia arriba o abajo (Hiper o Hipotropia respectivamente), o formas combinadas.

El Estrabismo es un cuadro relativamente frecuente en la infancia, (alrededor del 4% de los niños), y debe ser atendido a tiempo.

¿Cómo se descubre el estrabismo?

El Estrabismo puede ser evidente desde el nacimiento o aparecer a los 3 o 4 años de edad, debido a hipermetropía.

Habitualmente la desviación ocular de un niño suele ser detectada por sus padres o familiares, o su Médico Pediatra, y en otras ocasiones por el Oftalmólogo en una consulta de rutina.

Es importante saber que hasta los seis meses de edad, los niños no tienen control total sobre los movimientos oculares. Si después de esta edad un bebé aún continúa desviando los ojos, deberá ser examinado sin perdida de tiempo por un Oftalmólogo. Esto es muy recomendado, pues además deberán descartarse otras causas de estrabismo, tales como tumores o lesiones en la retina.

¿Cuales son las causas del Estrabismo?
La causa exacta del Estrabismo Infantil hasta ahora no es totalmente clara, pero el desequilibrio de los músculos que controlan los movimientos oculares y las alteraciones ópticas como la hipermetropía, son sus principales desencadenantes.

Otras causas patológicas de Estrabismo, son las Enfermedades Oculares, como: afecciones de la Retina, del Nervio Optico, del Cristalino, etc..; Enfermedades Generales que afectan secundariamente al ojo como: Diabetes, Enfermedad Tiroidea, Miastenia Gravis, Accidentes CerebroVasculares, Tumores cerebrales, etc.., ó Traumatismos de Cráneo o de Orbita.



¿Qué consecuencia trae el Estrabismo en los niños?
Si el estrabismo no es tratado antes de los siete años de edad, el ojo que permanece desviado no podrá recibir la imagen correcta en el lugar apropiado de su retina. Esta anormalidad ocasionará una disminución visual irreversible llamada Ambliopía estrábica y una pérdida de la Visión Binocular Normal.

Estas son las consecuencias más graves del Estrabismo, cuando no es tratado a tiempo.


¿Cómo se hace el diagnóstico?
Cuando los padres sospechan un cuadro de Estrabismo en su hijo, deben hacer la consulta al Oftalmólogo cuanto antes.

El Oftalmólogo investigará la Agudeza Visual de cada ojo, con el método apropiado a la edad del niño y evaluará los Movimientos Oculares. También le examinará el Fondo de Ojo y la Refracción Ocular, para lo cual se colocarán gotas que dilatan las pupilas y paralizan el sistema de acomodación del ojo. De este modo se determinará si hay alguna lesión orgánica o alguna alteración refractiva ( Miopía, Hipermetropía, o Astigmatismo ).

Con estos datos el Oftalmólogo esta en condiciones de hacer el diagnóstico y el tratamiento correspondiente.

Tratamiento: ¿ Qué se pretende lograr ?
El Tratamiento está dirigido fundamentalmente a:

Evitar la Ambliopia: para ello se recetará el Anteojo correspondiente al problema óptico ( si lo presenta ), y se ocluirá con un Parche el ojo sano para que el otro desarrolle una mejor visión. En ocasiones los niños se oponen al uso del "parche", pero es la única forma de evitar la Ambliopía.

Enderezar los Ojos: algunos estrabismos asociados a hipermetropías pueden corregirse parcial o totalmente con Anteojos, pero lo más frecuente es el tratamiento con Cirugía. Por medio de esta, se puede obtener un "alineamiento" de los ojos y una mirada estéticamente aceptable.

Restaurar la Visión Binocular: esto se logra con los tratamientos anteriores, pues al obtener una visión pareja en ambos ojos y su alineamiento, se puede alcanzar una Visión Binocular muy cercana a la normal.