Buscar en Mi-Pediatra

Cargando...

domingo, 28 de febrero de 2010

Recomendaciones de la Sociedad Argentina de Pediatría para la indicación de la vacuna contra la Influenza. Año 2010.

Epidemiología
Durante la epidemia de Influenza en el 2009 la cepa que circuló principalmente durante todo el año fue la A/California/7/2009 (H1N1). Se desconoce cual será el comportamiento epidemiológico durante este año. Basándose en la información analizada y la recibida de otros países, es importante la elaboración de estrategias para disminuir la morbimortalidad relacionada a enfermedades respiratorias. Uno de los componentes es la prevención por medio de la vacunación de las poblaciones de riesgo.

La Sociedad Argentina de Pediatría a través del comité Nacional de Infectología habitualmente ha recomendado la vacunación antigripal a los pacientes pediátricos con Factores de riesgo, del análisis de los datos epidemiológicos que se expresan a continuación surge la necesidad, en esta situación epidemiológica y para la temporada 2010, de ampliar los grupos de edad para la vacunación antigripal con la cepa H1N1 que es en realidad para este año la cepa estacional.

Agente inmunizante
Vacuna monovalente:
Ingredientes activos: antígenos de superficie de virus de la gripe (hemaglutinina y neuraminidasa) de la cepa A/California/7/2009 (H1N1) (Cepa análoga: A/California/7/2009 X-181)
Vacuna trivalente: contiene antígenos de superfície de virus de La gripe (hemaglutinina y neuraminidasa) de la cepa A/California/7/2009 (H1N1) (Cepa análoga: A/Califórnia/7/2009 X-181) más la bivalente conteniendo antígenos de virus Influenza A y B según formulación para hemisferio sur 2010.

Forma de presentación:
Suspensión inyectable por vía intramuscular.
Monodosis y multidosis conteniendo diez dosis de 0.5 ml cada una.

Indicación y edad para la vacunación
• Niños de 6 meses a 4 años, 11 meses y 29 días, independientemente de los factores de riesgo.
• Niños y adolescentes de 5 años a 18 años inclusive con los siguientes factores de riesgo:
o Retraso madurativo grave.
o Síndromes genéticos, enfermedades neuromusculares con compromiso respiratorio y malformaciones congénitas graves.
o Enfermedad respiratoria crónica (hernia diafragmática, enfermedad pulmonar obstructiva crónica, enfisema congénito, displasia bronco pulmonar, enfisema, pacientes con traqueotomía, bronquiectasias, muscoviscidosis, etc.)
o Asma grave:
En pediatría definido por:
-un episodio de internación en el último año por asma o
-el uso de 2 ó más medicamentos en forma preventiva diferente al salbutamol (ej. corticoides inhalatorios + salmeterol)
-utilización de corticoides orales en 3 ó mas oportunidades en los últimos 6 meses.
o Cardiopatías congénitas (excepto CIA aislada o prolapso de válvula mitral sin insuficiencia)
o Trasplantados de órganos sólidos o tejido hematopoyético.
o Enfermedad onco-hematológica hasta 6 meses posteriores a la remisión completa.
o Tumor de órgano sólido en tratamiento.
o IRC en diálisis o con expectativas de ingresar en diálisis.
o Pacientes con enfermedades metabólicas (diabetes), insuficiencia renal, hemoglobinopatías e inmuno supresión (por VIH o por medicación).
o Niños y adolescentes que están bajo terapia prolongada con ácido acetilsalicílico.
o Convivientes con pacientes inmunocomprometidos.
o Obesidad mórbida. Índice de masa corporal mayor a 40.

No debemos olvidar que fuera de la población pediátrica debe indicarse también la vacuna en:
a. Trabajadores de salud que presten cuidado a pacientes o personal de laboratorio que esté en contacto muestras que contengan secreciones respiratorias.
b. Embarazo y puerperio:
• Embarazadas: en cualquier trimestre de la gestación con cualquier vacuna disponible aprobada para su uso en esta población.
• Personas convivientes y padres con niños menores de 6 meses de edad: debido a que los bebés pequeños corren mayor riesgo de sufrir complicaciones relacionadas con la influenza y no pueden ser vacunados. La vacunación de aquellas personas que tienen contacto cercano con bebés menores de 6 meses de edad puede ayudar a proteger a los bebés "resguardándolos" del virus.

La aplicación de la formulación monovalente o trivalente deberá definirse en base a los factores de riesgo del paciente en su indicación habitual de vacuna antigripal y la disponibilidad de producto.

De acuerdo a la epidemiología local para el año en curso, se elaboraron las indicaciones presentes en el actual documento.

Dosis y vía de administración
Adultos:
Se administrará una dosis (0,5 ml) de la vacuna. Los datos clínicos sugieren que una dosis única puede ser suficiente. Podría administrarse una segunda dosis, con un intervalo de al menos tres semanas entre la primera y la segunda dosis. Según recomendaciones oficiales.
Sujetos de edad avanzada: Se administrará una dosis (0,5 ml) de la vacuna y una segunda dosis de 0.5 ml tras un intervalo de al menos tres semanas. Según recomendaciones oficiales.
Niños y adolescentes de 3 a 17 años:
Se administrará una dosis de 0.5 ml de la vacuna. Los datos clínicos disponibles sugieren que una dosis única puede ser suficiente. Si se administra una segunda dosis, debe haber un intervalo de al menos tres semanas entre la primera y la segunda dosis.
Niños de 6 a 35 meses:
Se recomiendan 2 dosis. Se administrará una dosis de 0,5 ml de vacuna y una segunda dosis de 0,5 ml al menos tres semanas después. Según recomendaciones oficiales.
Niños menores de 6 meses: Actualmente no se recomienda la vacunación en este grupo de edad.

Cuando se administra la primera dosis de la vacuna pandémica se recomienda que se continúe administrando la misma (y no otra vacuna contra H1N1) durante el período de vacunación completo.

Revacunación

-En el caso de la vacuna estacional, su indicación es anual mientras persistan los factores de riesgo.
-En el caso de la vacuna pandémica: según evolución de la pandemia e indicaciones oficiales.

Efectos adversos
Al igual que todos los medicamentos, la vacuna pandémica puede tener efectos adversos, aunque no todas las personas los sufran. Pueden tener lugar reacciones alérgicas después de la inoculación, que en casos raros provocarán un shock anafiláctico. Los médicos conocen esta posibilidad y tienen un tratamiento de emergencia disponible para tales casos.

En los ensayos clínicos realizados con una vacuna similar, la mayor parte de los efectos adversos fueron de naturaleza leve y a corto plazo. Los efectos adversos son generalmente similares a los relacionados con la vacuna de la gripe estacional.

Se ha descripto en el año 1976 con el uso de una vacuna similar un aumento de casos de Síndrome de Guillain Barrè (SGB) en USA que en su momento y sin una adecuada investigación previa, se asoció al uso de la vacuna pandémica. Del análisis epidemiológico posterior se vio que coincidentemente se había dado un brote de Campilobacter, infección viral que se puede presentar con SGB, es decir que se trató de una asociación temporal pero no causal. Sin embargo dado este antecedente y si bien las vacunas pandémicas actuales son otras, diferentes a las usadas en la década del 70, el país ha organizado bajo protocolos internacionales (OPS/OMS) un seguimiento de los ESAVIS post vacunación.

Contraindicaciones
Antecedentes de una reacción anafiláctica a alguno de los componentes o trazas residuales de esta vacuna (proteínas de huevo y pollo, ovoalbúmina, kanamicina y sulfato de neomicina, formaldehído y bromuro de cetiltrimetilamonio (CTBA) ). Si se considera que la vacuna es necesaria, debería haber disponibles de forma inmediata medios para la reanimación en caso de necesidad.
Las enfermedades banales, con o sin fiebre no contraindican el uso de la vacuna contra la influenza, particularmente en aquellos con cuadros respiratorios de vía áerea superior o rinitis alérgica.

Advertencias
-La vacuna no debe ser administrada bajo ninguna circunstancia por vía intravascular o subcutánea.
-La respuesta de anticuerpos en pacientes con inmunodeficiencia endógena o iatrogénica puede ser insuficiente.

Precauciones
Se precisa precaución al administrar esta vacuna a personas con una hipersensibilidad conocida (distinta de la reacción anafiláctica) al principio activo, a alguno de los excipientes y a restos (huevos y proteína de pollo, ovalbúmina, kanamicina y sulfato de neomicina, formaldehído y bromuro de cetiltrimetilamonio (CTAB)).

Si la situación pandémica lo permite, la inmunización deberá ser pospuesta en pacientes con enfermedad febril grave o infección aguda.

Uso simultáneo con otras vacunas.
Informe a su médico si está utilizando o ha utilizado recientemente otros medicamentos, incluso los adquiridos sin receta, o si se le ha administrado recientemente alguna otra vacuna. La información disponible sugiere que la vacuna pandémica se puede administrar al mismo tiempo que un tipo de vacuna para la gripe estacional denominado vacuna de subunidades sin adyuvante.
No hay información sobre la administración de la vacuna pandémica junto con otras vacunas diferentes a la vacuna de la gripe estacional. Sin embargo, si no se puede evitar, las vacunas deben inyectarse en extremidades diferentes.


Fuente: Comité de Infectología de la Sociedad Argentina de Pediatría. www.sap.org.ar