Buscar en Mi-Pediatra

martes, 23 de noviembre de 2010

Nueve posibles causas de sobrepeso en chicos.

Se habla de que la obesidad es una de las epidemias del siglo XXI. La cantidad de niños con sobrepeso crece año tras año.
Un puntal para combatir el problema es cambiar algunos hábitos de conducta inadecuados que inciden en la obesidad infantil.
Por Claudia Durán*

* Comer viendo la televisión: «Si los chicos se acostumbran a comer mientras ven la tele, llega un momento en que la tele se convierte en reclamo para comer. Se empieza viendo la televisión mientras se come, y se acaba comiendo mientras se ve la tele».

* Ausencia de horarios y picoteos entre horas: «Picotear entre horas (sobre todo cualquier cosa)
y sin apetito físico, sino motivado por otro tipo de "hambre", se convierte en un elemento para que no se aprenda a comer, ni a degustar de los platos principales.
La conducta de comer tiene que estar regulada por la sensación de apetito verdadero, corporal, pero esto no ocurre cuando se picotea».

* Comer solo: «Hay estudios que demuestran que los chicos que comen solos comen peor, porque eligen casi siempre grasas o contenidos altamente calóricos. Intentar comer en familia es la mejor manera de paliar este problema».

* Saltarse sistemáticamente el desayuno: «Está muy demostrado que los niños que no desayunan tienen más sobrepeso porque las privaciones a primera hora de la mañana se compensan luego. Muchos de ellos, recurren a productos de panadería y pastelería al mediodía. De este modo, están desarrollando el gusto por las grasas y los azúcares, que son los que les sacian el hambre».

* Comer únicamente lo que gusta: «La alimentación debería ser variada, para conseguir un peso normal; pero si sólo comen lo que les gusta, acabarán comiendo aquellos alimentos para los que se educó su gusto. Una forma de conseguir que disfruten de sabores nuevos, es asociarlos con otros que ya sean de su agrado».

* Dormir poco: «Es algo a lo que se prestó poca atención, pero el hábito de dormir poco y la televisión están interactuando de un modo perverso. Los chicos se van a la cama cuando acaba el programa o dejan de chatear. La presencia de televisores, de computadoras o de videojuegos en el dormitorio infantil dificultan claramente la regularización del sueño».

* Superar el aburrimiento comiendo:«La filosofía fundamental en estos momentos es que el aburrimiento es un lastre en la vida. Muchos padres tratan de calmar el aburrimiento de sus hijos dándoles de comer. ¿Qué está aprendiendo el niño con este hábito? Que cuando uno se aburre, come».

* Calmar la ansiedad y la depresión comiendo: «Se ha observado que los estados emocionales acaban decantando una tendencia a comer más. Muchos obesos adultos tienden a comer más cuando están aburridos, ansiosos o deprimidos. Por ejemplo, se recurre al chocolate como estrategia para sobrellevar los momentos de desánimo. La comida debería servir para saciar al apetito y nutrir al individuo. No para tranquilizarlo o relajarlo».

* Un estilo de vida sedentario. «La actividad física regular es un elemento fundamental para mantenerse dentro de un peso normal. Lo que ocurre es que a muchos chicos los están expulsando de la actividad física. Tal como se construye este mundo, los escolares participan en juegos deportivos sólo si son buenos. Así, se está formando una bolsa de niños espectadores y otra de elegidos que juegan. La escuela debería premiar a los niños por su progresión individual, no comparándolos con otros ni enseñándoles solamente la competencia y competitividad deportivas».

*Dra Claudia Durán - Médica especialista en Nutrición - MP:16404 - M.N 73561
La Plata : 0221-155249710
Capital Federal : 011- 1538738464 - claudiaduran@nutrime.com