Buscar en Mi-Pediatra

sábado, 20 de agosto de 2011

Pediatras advierten sobre la exposición de los chicos en Internet y lanzan una encuesta online para padres.

La Sociedad Argentina de Pediatría (SAP) advierte sobre la exposición de los chicos y las chicas a las páginas de contenido adulto y el contacto con personas desconocidas en Internet, una problemática que ya llegó a los consultorios y frente a la cual, aconsejan fomentar el diálogo y supervisar los sitios en los que navegan los niños.
El tema está tan presente entre los pediatras de todo el país que la SAP lanzó esta semana una encuesta para padres en su sitio web www.sap.org.ar. Se trata de la segunda consulta online sobre el comportamiento de los chicos en Internet que lidera el organismo: los resultados de esta encuesta, que estará subida a la web los próximos cinco meses, van a compararse con los resultados de una consulta similar realizada en el 2009.  

El rol de los pediatras a la hora de prevenir y/o abordar problemáticas que pueden presentarse en Internet como el contacto de los chicos con pedófilos o el acoso entre pares (bulliying) a través de las redes sociales son algunos de los temas del Congreso del Centenario que se desarrollará en Buenos Aires entre el 13 y el 16 de septiembre próximos, con la presencia de especialistas en pediatría de Argentina y del exterior.

“El acceso a Internet es una preocupación para los pediatras porque muchos padres no tienen conciencia que el mismo nivel de supervisión que se ejerce en la vida real debe efectuarse en la vida online”, afirmó Ariel Melamud, pediatra y coordinador del Grupo de Informática de la SAP. “Muchos padres consideran una PC como si fuera una TV y no se dan cuenta que es mucho mas interactiva, porque habilita la posibilidad de que los chicos se relacionen con otros que pueden ser quienes dicen ser o no”, explicó.

Según los datos de la encuesta 2009 de la SAP, en Argentina un niño pasa en promedio unas 3 horas al día frente a la computadora y el 70% de los padres está preocupado por el ingreso de sus hijos a Internet. No obstante, son pocas las casas donde se establece una política familiar para el uso de la web que establezca, por ejemplo, un lugar público dentro de la casa para ubicar la computadora, una selección de sitios que pueden visitar los chicos, horarios establecidos para navegar y la compañía de los adultos al momento de hacerlo.

El Grupo de Informática de la SAP señaló que si bien 60% de los padres conoce la existencia de filtros para que sus hijos menores de edad no accedan a sitios no deseados, sólo el 25% instaló uno en la computadora de la casa.

“El objetivo de la encuesta es tener información actualizada para actuar en el consultorio y sugerir algunas pautas que permitan ver conductas de riesgo que puedan ser prevenidas -continuó Melamud-. Si la computadora esta en el cuarto del niño o si el monitor no está a la vista es probable que los padres no puedan detectar si surgen contenidos o conductas inapropiadas en la web”.

La encuesta 2009 fue respondida por 1.350 personas. Los pediatras buscan incrementar la participación lo más posible para que los resultados sean representativos y se pueda formar un observatorio de conducta de los chicos y las chicas en Internet.




 “Código de Navegación Segura” para los chicos

·         El niño NO debe hacer uso de Internet sin la supervisión cercana de un adulto responsable.

·         La computadora debe estar ubicada en un lugar común del hogar y su pantalla estar a la vista.

·         Navegue, chatee y converse en compañía de sus hijos: “Compartir Internet“.

·         Enseñe a sus hijos a consultarlo antes de facilitar datos personales por correo electrónico, chats y foros.

·         Hable a sus hijos sobre la sexualidad responsable: los niños pueden encontrar contenido para adultos o pornografía en línea.

·         Anime a sus hijos a que lo informen sobre situaciones desagradables que experimenten.

·         Elija un sitio adecuado para sus hijos como “página de inicio”.

·         Arme y supervise una lista de sitios favoritos.

·         Converse con sus hijos sobre sus amigos y actividades en línea del mismo modo que sobre otra actividad del mundo real en la que empiezan a conocer personas nuevas.

·         Enseñe a sus hijos a tener un comportamiento en línea responsable y ético. Demuéstreselo usted mismo con el ejemplo.

·         Comunique a sus hijos que usted estará al tanto de sus actividades en línea.

·         Preste atención a lo que sus hijos le informen, escúchelos y acompáñelos en estas etapas de descubrimiento.