Buscar en Mi-Pediatra

sábado, 23 de noviembre de 2013

Qué alimentos se pueden dar y cómo ofrecerlos

A partir de los 6 meses además de la leche materna, el bebé empieza de a poco a comer otros alimentos. Esto es un aprendizaje para el bebé que necesitará tranquilidad y mucha paciencia.

A los 6  meses:  una comida al día más pecho a demanda

  • Se puede comenzar a darle al bebé una vez al día unas cucharaditas de papillas de cereales: arroz, fécula de maíz, harina de maíz, tapioca. Por ejemplo, arroz bien cocido y pisado con tenedor; polenta con zapallo, o purés de hortalizas (combinar papa sin brotes, batata, mandioca, zapallo y zanahoria, enriquecidos con leche materna o leche en polvo fortificada).
  • No hace falta agregar sal. Los alimentos ya contienen, naturalmente, suficiente sal y no conviene que los niños se acostumbren desde pequeños a los sabores muy salados.
  • Se puede agregar en cada comida una cucharadita de leche en polvo fortificada y una cucharadita de aceite o manteca. También se le puede agregar salsa blanca, ricota o algún queso crema.
  • Una semana más adelante, se puede agregar a la papilla un trozo de carne sin grasa, siempre bien cocida y desmenuzada o rallada, del tamaño de una cucharada sopera (vaca, pollo, conejo, cerdo u otras).
  • Como bebida, lo ideal es el agua hervida y enfriada. También jugos de frutas naturales, colados y diluidos con un poco de agua. No es necesario agregar azúcar. 

Entre los 7 y 8 meses: 2 ó 3 comidas al día más pecho a demanda

A esta altura se recomienda que los chicos hagan cuatro comidas diarias (desayuno, almuerzo, merienda y cena). Es importante ofrecerle siempre primero el pecho y luego el alimento complementario.
A lo que ya comía se pueden agregar, de a poco:
  • Papillas de otros vegetales triturados (acelga, pulpa de zapallitos) y fideos (chicos y finos).
  • Yema de huevo duro picada agregada a los purés y otras preparaciones.
  • Papillas de arvejas y lentejas, bien cocidas y pasadas por un colador fino para sacarles la piel.
  • Postres con leche, como flanes, cremas de maicena, arroz con leche, polenta o sémola con leche. Se puede usar la leche materna para prepararlos.
  • Pan ligeramente tostado, bizcochos secos (tipo tostadas), galletitas dulces sin relleno, vainillas.
  • Quesos (cremosos, tipo fresco, de rallar como condimento en las preparaciones); yogur.
Es muy importante darles todos los días una fruta y una verdura de color amarillo, anaranjado o verde oscuro.

Fuente: Ministerio de Salud de la Nación.